Manejo de conflictos. Apuntes para un seminario (Recurso para el terapeuta)

Problema y conflicto no necesariamente son sinónimos, un problema puede definirse como todo aquello que necesita ser resuelto o que requiere una solución, un conflicto por otra parte no solo requiere solución sino que implica reconciliación (con uno mismo o con los demás).

Problema: Situación ambiental que demanda una respuesta de parte de quien lo enfrenta, con objeto de lograr la satisfacción de alguna necesidad.

Conflicto: Ante un problema, se trata de un intento violento por resolverlo, creando una situación de “choque” con repercusiones indeseables, sobretodo en la relación social o productiva que sostengan los protagonistas.

No todos los problemas crean conflicto. Incluso se puede afirmar que en muchos casos los problemas son oportunidades para ser creativo, útil o productivo.

En el terreno de la psicología cognoscitiva hay un área de estudio sobre el campo denominado “solución de problemas” en el que se enfatizan los factores perceptuales de la situación “problema” y se considera que parte importante de la solución está en la “re – estructuración del campo perceptual”.

También se han estudiado factores motivacionales y se ha podido observar que una “motivación intermedia” es más conveniente en el sujeto que se enfrenta al problema.

Anuncios